Depender de un realizador audiovisual, de un diseñador y de muchos otros roles para generar contenido es algo que la tecnología ha ido reduciendo paulatinamente y, ahora, con las opciones que ofrecen los actuales modelos de Inteligencia Artificial, la reducción llegó a su culminación: ya no se necesita a nadie.

Por supuesto, cuando se trata de un trabajo a una alta escala profesional (cine, series de TV, gigantografías para la vía pública, publicidad en medios tradicionales, etc.), realizadores, diseñadores, guionistas, actores y todos los demás siguen siendo igual de clave que siempre. Pero, para difundir contenido de calidad a través de Internet, o para trabajos y proyectos a nivel de oficina, la Inteligencia Artificial permite que te abras la puerta tú solo.

Ejemplifico esto con mi propio caso, que lejos aún de ser muy exitoso, es una muestra exacta de eso de “abrirse la puerta uno mismo”. A lo largo de 20 años trabajando en la producción de contenidos de todo tipo, sobre todo visuales y audiovisuales, me tocó sufrir -como a todos en el rubro- por cambios de colores o tipografías en una gráfica, o por la falta de música en un video institucional, o por correcciones en la edición de producciones audiovisuales en general, desde notas de prensa hasta videoclips.

Aunque, en algunos de esos casos, la labor de un tercero sí era indispensable, en muchos, ahora, es totalmente prescindible. Y eso me motivó, hace 2 meses, a empezar un canal de YouTube, con la intención de compartir comentarios y datos relacionados con el uso práctico de distintos modelos de Inteligencia Artificial.

Cómo la Inteligencia Artificial me facilita desarrollar mi canal de YouTube

En este periodo he subido 16 videos, todos grabados con mi propio computador, en la oficina que dispuse en mi casa. El programa que ocupo para grabar es OBS Studio, gratuito y bastante sencillo de usar, y hay muchos tutoriales en Internet. El programa que uso para editar es CapCut, también gratuito. Y hasta ahí todavía no entra la Inteligencia Artificial (aunque CapCut tiene opciones con IA, pero no las he requerido).

A veces le he pedido ideas a ChatGPT-4 y a Claude, directamente o en base a archivos que les he entregado. Aunque no podría exaltar tanto su desempeño en este ámbito, tampoco puedo dejar de reconocer que sí me han servido de inspiración en más de una oportunidad.

Para la música y las portadas ya entra la IA con todo. Todas las canciones que pongo de fondo en los videos son creadas con distintos generadores de música, como CassetteAI y Aiva. Para las portadas, comúnmente denominadas como thumbnails o miniaturas, genero las imágenes con Copilot o ChatGPT-4, y la composición del diseño la hago con Canva, que también tiene desde hace tiempo buenas herramientas de Inteligencia Artificial, como el removedor de fondos y el redimensionador.

Y eso es todo. Gracias a todas esas herramientas (la mayoría accesibles de forma gratuita o a bajo costo) puedo darme el lujo de producir 2 videos a la semana para mi canal de YouTube, con una factura más que aceptable para la plataforma, sin pasar rabias ni angustias porque se necesita algo de un tercero. Y, lo mejor de todo, sin perder tiempo para estar con mi hija ni para otros proyectos en los que trabajo, como los cursos y charlas de Usa la InteligencIA.

16 videos en 2 meses, con la ayuda de la Inteligencia Artificial

16 videos en 2 meses, con la ayuda de la Inteligencia Artificial

 

Recommended Posts
0
Las capacitaciones sobre herramientas de Inteligencia Artificial deberían ser siempre sincrónicas y no en videoEstudio muestra que ChatGPT-4 tiene un mayor poder de persuasión que los humanos